Compartir Facebook Twitter
Boletín No.90

En este número: NOTAS FINALES: CUMPLEAÑOS 25 Diciembre de 2011

NOTAS FINALES: CUMPLEAÑOS 25

EICTV POR DENTRO
EGRESADOS
PUERTAS AFUERA

La Escuela laureada con el Coral de Honor de La Habana


El acto de clausura de la 33 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano se inició con la entrega a la Escuela, “por sus 25 años de utopía floreciente”, del premio Coral de Honor, máximo reconocimiento que entrega el evento a personalidades e instituciones con un duradero y sustancial aporte al audiovisual artístico. Entre los laureados con el Coral de Honor se cuenta el productor español Manuel Pérez Estremera, el músico cubano Leo Brouwer, el director greco-francés Costa Gavras, el cineasta argentino Fernando Birri, el editor cubano Nelson Rodríguez, el cineasta mexicano Paul Leduc y la actriz cubana Raquel Revuelta, entre otros.
En las palabras de salutación y despedida de Alfredo Guevara, presidente del evento, se expresaba que “es esa mirada a la Utopía la que nos hace contemporáneos, y jóvenes, a ustedes los que lo son y a los que nos negamos a envejecer; ser revolucionario es ser joven de otro modo. (…) La función inmanente al arte es revolucionar: develar o enriquecer los dominios del ojo y la conciencia, del alma”.

Fragmentos de las palabras de Fernando Birri por aniversario 25


Hoy no puedo, por mi salud, estar físicamente con ustedes, pero en la era de los fantasmas electrónicos todo es posible y estoy y seguiré estando virtualmente con ustedes, como siempre. No me gustan las despedidas... Me gustan las bienvenidas.
Bienvenido sea pues este maduro 25 Aniversario de nuestra querida EICTV, bienvenido el Nuevo Año 2012, bienvenidos los nuevos proyectos (o sueños, como les guste más), bienvenidos el sudor compartido, la lágrima solitaria, las carcajadas generales. Abramos bien el bendito ojo y la bendita oreja para escuchar y leer las sabias palabras de nuestro director Rafa: “...la Escuela no está en crisis ni colapsando ni estamos abogando a lastima para conseguir fondos y todas esas tonterías que las gentes andan diciendo por ahí...estamos buscando los recursos que nos garanticen los próximos 25, 50, 100 años y más de existencia y hay que hacerlo hoy, no mañana, pero sin alarmismos... La EICTV nunca estuvo mejor que ahora, pero, además de otras cosas, nos falta prioritariamente regresar a la gratuidad de la educación y eso requiere muchos recursos que espero nos ayuden a conseguir...así que tranquilos y a trabajar!”
Ah, y déjenme también recordarles hoy, comunidad eiceteviana, que hace ya veinticinco años dijimos en su Acta de Nacimiento “esta Escuela, este Experimento, esta Utopìa, será de todos o no será”. Y retomemos ahora nuestro equilibrio y el de esta Escuela de Cine y TV, sí,  pero también de vida, multidisciplinaria, multiétnica, multieròtica, desequilibrándolo todo pa' lante”.

Cierre de festividades y homenajes del XXV aniversario


Luego de la fiesta y reunión de todos con todos, medio pasada por agua (de lluvia) pero de todos modos emotiva y reveladora, tienen lugar un grupo de sucesos para cerrar las festividades y los homenajes. Con motivo de que exactamente un 15 de diciembre se cumplieron 25 años de la fundación de la EICTV, se preparó una fiesta y reunión en la Plaza Zá, para la cancelación de emisiones postales rememorativas y la entrega de diplomas y medallas a los trabajadores fundadores de la Escuela. Al finalizar tuvo lugar un brindis colectivo con cake gigante incluido. Antes, había ocurrido la Misa por los difuntos en la iglesia de San Antonio de los Baños, en recordación de todos los fallecidos de la Escuela.

Mientras tanto, se anunciaba también el concierto de Roberto Fonseca y su grupo Temperamento, con Michell Peraza invitado. El documentalista Jorge Fuentes, antiguo jefe de cátedra de documental, dedicó recientemente una obra a este conjunto, uno de los más significativos en el panorama musical de la Isla, en particular en cuanto al jazz.


Reflejo del concierto de Silvio en San Antonio de los Baños


Quisimos aludir al concierto de Silvio Rodríguez, en su natal San Antonio de los Baños, el 4 de diciembre, en sus propias palabras, extraídas de su blog:

En estos días la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños cumple 25 abriles de fundada. Este Plantel, en el que se han formado o completado estudios tantos cineastas de Latinoamérica, nos había pedido un concierto para celebrar la fecha. Tuvieron el buen gusto de proponer que el acto se efectuara en un barrio del pueblo. Por todo eso, muy contentos, estuvimos anoche entre el Paradero y la Cueva del Sumidero del río Arigüanabo, barrio de La Punta, en San Antonio de los Baños, lugar en que nací.

Tuvimos como invitados al veterano grupo Yawar, ahora integrado por algunos jóvenes, además de por su fundador Rolando Méndez (alias el Powow), maraquero infalible. Giraldo Alayón, entomólogo eminente y amigo de la infancia, entregó los libros que solemos donar a las bibliotecas locales. Otro invitado especial fue Amaury Pérez que, como en todas partes, fue acogido entre vítores y aplausos.

El Instituto de Meteorología había anunciado un poco de frío, pero estaba agradable.  Había bastante gente, numerosos niños, todo el mundo risueño y cantarín. Saludé a algunos primos, a hijos de mis primos y a hijos de los hijos de mis primos. Me encontré con amigos de la infancia. Recordé y conversé de eventos y personas casi antediluvianos.

Yawar tuvo la gentileza de abrir el concierto con Llegué por San Antonio de los Baños, compuesta hace decenios. Si no nos hubieran hecho salir una vez más, hubiéramos cerrado el concierto con El papalote, que cuenta las tribulaciones de Narciso el Mocho, personaje de mi infancia.  Pero se produjo el reclamo de “otra” y nos despedimos con Casiopea, dedicada a los que viven lejos de sus orígenes, como ha sucedido siempre a muchos arigüanabenses.

Casi al final, trasmití la felicitación de Antonio Guerrero a la Escuela Internacional de Cine por su aniversario, y su saludo al pueblo de San Antonio. Fue la gran ovación de la noche.


Celebrada Muestra de homenaje a la Escuela en el Festival


El Diario del Festival de La Habana reconoció en su edición del 2 de diciembre, en palabras de la periodista Mabel Machado, que “los egresados de la Escuela, puede decirse sin temor al equívoco, han ido marcando el ritmo, y en no pocas ocasiones, influido en la reconfiguración del cine de sus países. Sus obras son estética, temática y estilísticamente diversas, pero comparten como denominador común la intención de desatarse de molduras académicas y mimetismos, sin dejar de expresar una responsabilidad ética ante sus realidades”.

La Muestra especial consagrada a celebrar el aniversario 25 de la Escuela devolvió, siempre según el texto citado, “varias nombres que han estado detrás de tales cosechas y omitió, lógicamente, algunos otros que se han vuelto ya frecuentes en los equipos de afamados directores dentro del cine actual. Con esta antología de películas el Festival se suma a la lista de 40 países que reverenciado a la Escuela”.

En la muestra homenaje a la EICTV se incluyeron películas realizadas por estudiantes y egresados, y se exhibieron largometrajes documentales o de ficción como Viva Cuba (Cuba) de Juan Carlos Cremata; La soledad (España) de Jaime Rosales;
Las Cruces... Poblado próximo (Guatemala) de Rafael Rosal; Cochochi (México) de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas; Octubre (Perú) de Daniel y Diego Vega; El dirigible (Uruguay) de Pablo Dotta y Postales de Leningrado (Venezuela) de Mariana Rondón.


Ganaron favorables comentarios las exposiciones fotográficas


A la celebración del cumpleaños veinticinco de la Escuela, dentro del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, se sumó eXtras, la muestra fotográfica del colombiano Nicolás Ordoñez, quien ha sabido captar la ecléctica identidad de la Escuela desde una mirada posmoderna que coloca a estudiantes, egresados y profesores en instantáneas que aluden a filmes y a obras paradigmáticas de la historia del cine y la cultura mundial. La exitosa apertura tuvo lugar el 4 de diciembre, a las 12:30 p.m., en el lobby del cine La Rampa.

Por otra parte, el director de fotografía alemán Rolf Coulanges inauguró en la mediateca André Bazin una muestra fotográfica que resume de alguna manera sus ya incontables viajes a la Escuela. Rolf escogió 25 fotografías que hablan de su labor como docente en la EICTV. La tensión del trabajo fotográfico, sus estudiantes en plena acción, son temas que tratan estas instantáneas de la memoria eictviana. Esta muestra es un acto de amor. Rolf comparte su visión en 25 fragmentos, con fotografías de todas las épocas de la Escuela.


Proyectos hacia el futuro de la utopía

 “Estamos preparando los próximos cincuenta años de la Escuela”, aseguró el actual director de la Escuela, el guatemalteco Rafael Rosal en rueda de prensa al interior de la edición 33 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Luego de las celebraciones por el aniversario 25, están a las puertas una serie de proyectos, algunos de los cuales ya se están implementando, con vistas a garantizar el futuro y la buena salud de este proyecto docente y ético.

Entre otras ideas se presentó la creación del Fondo Patrimonial Amigos de la EICTV, que consiste en crear una cuenta bancaria cuyos intereses se utilizarían para sostener económicamente la institución. Todos los interesados en hacer donaciones ponen su dinero en esta cuenta, y solo los intereses de todo el depósito serán los que se pondrán a disposición de la administración. Este método de creación de fondos tiene como objetivo regresar a la enseñanza gratuita del lenguaje del cine a jóvenes talentosos y con pocos recursos, la idea original que alentó la creación de la Escuela.

Jerónimo Labrada, director académico de la Escuela, enumeró otros proyectos como la creación de la cátedra de televisión y nuevos medios, dirigida por el argentino Fabián Zampedri, y la propuesta de abrir ciertos talleres del Curso Regular para ingresar recursos mediante el cobro de la matrícula a los interesados. También se están implementando los llamados Talleres Extramuros, cuya primera edición se verificó en Brasil, a cargo del escritor y guionista cubano Eliseo Altunaga, que consiste en internacionalizar los talleres llevando los profesores de la Escuela a instituciones homólogas de varios países. En este mismo sentido se estudia la instrumentación de aulas virtuales, que se propone colocar, y rentar, algunos espacios académicos en el cibespacio.

Al final de la conferencia de la prensa, Orlando Senna, segundo director de la Escuela tomó la palabra para reconocer que “la Escuela ha acompañado el tiempo con su comprensión de las nuevas tecnologías, los nuevos medios y nuevas estéticas sin perder su esencia original, pues se ha cumplido el sueño de los fundadores respecto a que los alumnos y ex alumnos pudieran garantizar el relevo y se dedicaran a esparcir por todo el mundo los nobles principios que han alentado a esta Institución”.

Poco antes de las palabras de Senna se había informado que la Escuela ha graduado 736 profesionales del audiovisual, en las principales especialidades del cine, y que estos egresados constituyen una red de colaboración e influencia de carácter multicultural y transnacional. Muchos de ellos regresan a la Escuela como profesores a compartir con los nuevos sus experiencias y oficio.


Café París y Grietas en la vitrina ganaron Nuevas Miradas

Evocadores y sugestivos resultan los títulos, y por supuesto las tramas, de los proyectos ganadores en el concurso Nuevas Miradas. Luego de varios meses recibiendo proyectos de guión (96 en total), después de las jornadas que se vincularon a la celebración del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, y que incluyeron tres intensos días de talleres, asesorías, y continuas exposiciones públicas y privadas, se confirieron finalmente los premios de la quinta edición de este evento organizado y patrocinado por la EICTV. 

A pesar de que en principio se tenía contemplado el otorgamiento de un primer premio dotado de dos mil cucs, y un segundo que llegaba a mil, gracias a la calidad de los proyectos y a su alto nivel de sugerencia, el jurado tomó la salomónica decisión de galardonar, en igualdad de condiciones, con mil quinientos cucs cada uno, al proyecto Café París, antes titulado Postales de Varadero, de la polaca Aleksandra Maciuszek y producido por la cubana Kenia Salas, junto con Grietas en la vitrina de las Américas: Historia de una isla deseada, que cuenta con producción y dirección de los boricuas Ismael Cubero y Pedro Ángel Rivera respectivamente.

Café París cuenta la historia de soledad y desesperación, de encuentros y desencuentros sexuales, tal vez amorosos, entre Lisandra y Giampierro, una joven cubana y un turista italiano jubilado. En medio de la historia aparece con fuerza el entorno citadino habanero y el ambiente turístico de Varadero. Aleksandra Maciuszek y Kenia Salas trabajaron juntas, mientras estudiaban en la EICTV, en el corto documental Ecografía, seleccionado por el prestigioso festival internacional de documentales Visions du Réel en la sección Premiers Pas.

Además de repasar la historia reciente de Puerto Rico, que pasó de la categoría de The Showcase of Americas a convertirse en The Wellfare Island, Grietas en la vitrina de las Américas: Historia de una isla deseada, retrata también el affaire relativo a una estatua gigantesca de Cristóbal Colón, que iba a ser emplazada en la llamada Isla del Encanto, y hoy yace en pedazos sobre la playa por donde supuestamente desembarcó el Almirante genovés. El documental intentará descubrir “las viejas y nuevas historias de expropiación, y las historias de resistencia aún por narrar, por parte de quienes habitan en la colonia más vieja del mundo”.

Nuevas Miradas decidió conferir una mención especial al documental Abuela Kueka regresa, originado por el realizador venezolano Daniel Ruiz Hueck y la productora de ese mismo país Blanca Núñez, mientras que el derecho a cursar un taller internacional en la EICTV fue recibido por el chileno Mauricio López, gracias a su proyecto de ficción La visita, la historia de una chica transgénero enfrentada de golpe a su pasado, cuando debe regresar al hogar de sus progenitores tras la muerte de su padre.

Nuevas Miradas/EICTV, según el realizador guatemalteco Rafael Rosal, actual director de la Escuela, busca acercar a los jóvenes cineastas al duro mundo de la producción cinematográfica actual, e intenta conferirle visibilidad a las propuestas consideradas mejores por un jurado de especialistas. Esperemos que estos proyectos abandonen rápidamente su estado embrionario, y se conviertan en filmes que uno pueda ver en cualquier sala, y futura edición, del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, por ejemplo.


Evaluaciones de documental y taller de festivales

En la segunda semana de diciembre ocurrieron las evaluaciones del ejercicio documental en provincia, para los de segundo año, y poco antes, se evaluó el ejercicio documental de tres minutos, de primer año, que fue filmado en el Pueblo Textil, muy cercano a la Escuela. Al unísono, estuvo trabajando en nuestras aulas la especialista en producción argentina Hebe Tabachnik, quien ofreció un taller sobre Festivales internacionales a los estudiantes de producción de tercer año, así como un conversatorio a todos los interesados en el tema. El crítico y estudioso cubano Dean Luis Reyes ofreció un taller sobre fotografía digital.


Cartel de Nelson Ponce premiado en el festival

Entre los varios premios alcanzados por estudiantes, egresados o profesores de la EICTV, en la recién concluida edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, debe incluirse, en sitio especial, el Coral al mejor cartel por Imágenes generan reflexión, que concibió el diseñador cubano Nelson Ponce a propósito de un encuentro realizado en la EICTV en contra de la violencia de género, donde participó entre muchos otros la reconocida documentalista colombiana Marta Rodríguez.


El Coral de La Habana reconoce a egresados

Dos de los tres principales premios Coral de la 33 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano correspondieron a egresados de la Escuela. El segundo premio Coral correspondió a Las carpetas, de la puertorriqueña Maité Rivera Carbonell, que denuncia la represión del FBI en la colonia norteamericana en el Caribe, y el tercero a Los últimos cangaceiros, del brasileño Wolney de Oliveira, rescate de la memoria de los últimos sobrevivientes de la tropa del mítico Lampiao que también ganó Premio Cibervoto del Portal del Cine y el Audiovisual Latinoamericano y Caribeño, de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano

El ganador en ópera prima resultó ser Sergio Ramírez, de Guatemala, con el filme Distancia. En la consideración del jurado, Distancia superó a filmes multipremiados como Las acacias y El premio. El Coral principal en ópera prima por el filme de Sergio Ramírez, representó un momento promocional sin antecedentes para la filmografía de un país donde apenas se hace cine. El sonidista y el editor de Distancia son también egresados de la EICTV.

El filme, basado en un hecho real, es uno de los primeros en ese país centroamericano que retrata el mundo indígena del altiplano, según dijo Ramírez a la agencia de noticias en la Habana. Distancia dibuja el reencuentro del indígena Tomás Choc con su hija, 20 años después de que fuera secuestrada por el ejército guatemalteco. “Es una oportunidad para tratar de entender la historia y no volver a cometer los mismos errores”, expresó el director, quien relató que en la actualidad existen casi 45 000 desaparecidos. Más allá de convertirse en un éxito taquillero, lo importante para el cineasta es intentar con esta película reflejar la realidad.

En este mismo concurso de Operas Primas, el Tercer Premio Coral fue para Trabalhar cansa, de Juliana Rojas y Marco Dutra, con fotografía del egresado brasileño Matheus Rocha, mientras que en la sección de Guión Inédito ganó una Mención Especial El buen demonio de Alejandro Hernández Diaz y Daniel Díaz Torres, Jefe de la Cátedra de Dirección. Y así mismo, en el concurso de Mejor Guión de Largometraje, ganaron las egresadas Marité Ugás y Mariana Rondón por El chico que miente (Venezuela, Perú).

Este año el Premio Coral de Edición le correspondió al afamado Daniel Rezende, por Tropa de elite 2 (Brasil quien recientemente estuvo impartiendo talleres en la  Escuela. En cuanto a los Premios de Posproducción del Alba Cultural Nuestra América Primera Copia 2011, este año ganaron Miguel San Miguel del realizador y productor Matías Cruz, así como Solo del realizador Guillermo Rocamora y producido por Javier Palleiro, proyecto participante de Nuevas Miradas 3. Y en esta misma categoría recibió un Reconocimiento especial Sopro del egresado Marcos Pimentel.

Dentro de los premios colaterales, el Premio de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) fue para La piscina (Cuba, Venezuela), dirigida por el estudiante de tercer año de guión Carlos M. Quintela. Así mismo, el Premio Caminos, otorgado por el Centro Memorial Martin Luther King le correspondió a la cinta En el nombre de la hija (Ecuador, Colombia), de la egresada de la segunda generación Tania Hermida.

Juan de los Muertos, dirigida por el egresado Alejandro Brugués, alcanzó el Coral como el filme más popular del evento.



La voz dormida, de Benito Zambrano, clausuró Festival de La Habana

El más reciente largometraje del español casi cubano Benito Zambrano La voz dormida fue elegido como  filme de clausura, luego de la entrega de premios, en la edición número 33 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La película cuenta la historia de Pepita, una joven cordobesa de origen rural, que va a Madrid en la posguerra para estar cerca de su hermana Hortensia, embarazada y en prisión. Hortensia es juzgada y condenada a muerte. La ejecución no se llevará a cabo hasta después del parto.
Zambrano logra otra vez el milagro de conmover y emocionar a la mayor parte del auditorio mediante la crónica del destino adverso de sus protagonistas femeninas —al igual que en su ópera prima, la recordada Solas (1999)— en tanto narra una anécdota de devoción, ideales, hermandad y solidaridad —como lo hacía en la cubanísima Habana Blues (2005)— y ubica la delicadamente ambientada y filmada producción en los terribles años del presidio y la persecución política durante la postguerra española.
Zambrano adapta al cine la novela homónima escrita por Dulce Chacón con toda la seriedad y profundidad de que es capaz un cineasta de manifiesta solvencia narrativa y celebrado instinto para emplazar su cámara. Cuenta también con una soberbia actriz, María León, de esas que puede llenar la pantalla, y hacer vibrar el lunetario, por su facilidad y espontaneidad a la hora de trasmitir emociones y lograr la identificación.
Quienes acusan La voz dormida de maniquea, explícita y revisionista tal vez tengan razón. Hay quienes prefieren olvidar, y esta película desentierra algunas verdades incómocas sobre quiénes fueron las víctimas y quiénes los verdugos, y apunta con el índice a los criminales y a sus cómplices. Por supuesto que La voz dormida, o lo que cuenta, le duele a muchos todavía, y otros tantos quisieran relegarlo, sepultarlo con un puñado de razonamientos “prácticos” sobre la inutilidad de volver la vista al pasado. Zambrano y La voz dormida apuestan por sostener la recordación, denuncian otra vez los antiguos e inolvidables genocidios, para ver si conseguimos evitar que regresen.


Un peso más, de Ismael Cubero ganó León de Bronce en Taiwán

La tesis de graduación del documentalista boricua Ismael Cubero, titulada Un peso más, ha ganado el premio León de Bronce en el festival International Student Film Golden Lion Award, de Taiwán, en un evento celebrado entre el 28 de noviembre y el 5 de diciembre. En el sitio oficial del evento puede leerse que “este documental es extraordinario en cuanto a la profundidad de la información que suministra, lo cual indica la calidad tanto en el trabajo de investigación previa como en el rodaje. La producción informa con propiedad, y de manera creíble, mientras que la narración emplea con sagacidad el espacio y el tiempo. Sobre todas las cosas, este filme provee el pensamiento de que se debe vivir de manera consciente y responsable, independientemente de quién seas o hasta dónde hayas llegado”.

Más información sobre los premios en http://portal2.ntua.edu.tw/~film/GoldenLion/news_002.html


Alicia Scherson destaca en La Habana diversidad del cine chileno

La realizadora Alicia Scherson destacó en Cuba la diversidad que ha alcanzado el cine chileno, al presentar con buena acogida del público la película Verano, del director chileno José Luis Torres Leiva, una de las 21 cintas que compitieron por el premio Coral en el 33er Festival de Cine de La Habana.
“El panorama del cine chileno es muy diverso, hay mucha producción ahora, se ha pegado un salto cuantitativo, este año en el Festival de Valdivia creo que habían 40 películas chilenas”, dijo la cineasta nacional, productora de Verano, una de las tres cintas chilenas que compiten en largometrajes de ficción en el Festival de La Habana.
Las otras películas chilenas que pujaron por el principal trofeo del certamen habanero fueron El año del tigre de Sebastián Lelio y Bonsái de Cristián Jiménez, que alcanzó el trofeo de la prensa internacional acreditada..
Graduada en la EICTV en la especialidad de dirección, Scherson dijo a la prensa que cubre el Festival que “sin duda José Luis es una voz particular en el cine chileno, pero yo creo que la realidad es que somos todos voces particulares. Es una característica de los tiempos”.
Relató que  Verano “tiene un trabajo muy curioso, un trabajo sobre la textura que José Luis quería con el director de fotografía y llegaron al siguiente flujo de trabajo: está filmada en HI-8 a dos cámaras y luego pasada a red. Está proyectada y luego regrabada en 4K,  como una manera de deteriorar un poco la textura de la imagen y conseguir este look nostálgico de la generación nuestra”.
“José Luis es en ese sentido un cineasta muy particular que creo que sí está dejando escuela.  Yo soy profesora  en la Universidad de Chile, en la carrera de cine y veo como ya es un referente en algunos de los estudiantes”, indicó la realizadora, que por primera vez produce una película de otro director.


Sustento, de Ser un ser humano, laureado en el festival Icaro

El capítulo Sustento de la serie Ser un ser humano ha ganado el premio al mejor documental en el recién concluido festival de Icaro en Guatemala. El chico que miente, drama venezolano dirigido por la egresada peruana Marité Ugás alcanzó los premios por Mejor Dirección de Fotografía, Sonido, Dirección de Arte, Dirección y Mejor Largometraje de Ficción Internacional. Distancia del guatemalteco Sergio Ramírez
fue elegido Mejor Largometraje de Ficción Centroamericano y Premio del Público. El premio al mejor actor fue para Jean Remy Genty por Jean Gentil (República Dominicana), que ha ganado varios galardones internacionales.

Entre los cortometrajes de ficción, el costarricense Sombras nada más, dirigido por Max Valverde, fue premiado como el mejor de Centroamérica; en tanto el español De qué se ríen las hienas, de Javier Veiga, triunfó en el apartado internacional.

El Festival, que se inició el 24 de noviembre pasado, tuvo como nación invitada a Alemania, contó con la participación de 29 países y con una selección de más de 150 obras audiovisuales. Esta iniciativa, de un grupo de realizadores audiovisuales, se creó en 1998, en Guatemala, y se convirtió para su tercera edición en un festival de carácter centroamericano.

Más información en www.festivalicaro.com


EICTV rindió homenaje a Alfredo Guevara

En la conferencia de prensa consagrada al pasado, presente y futuro de la Escuela, dentro del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el director de la Escuela Rafael Rosal entregó una placa al presidente del Festival y fundador del ICAIC,  Alfredo Guevara, ”por una vida entregada al sueño de hacer posible un nuevo cine en América Latina”.

Antes de que se dieran a conocer una serie de novedades respecto al funcionamiento de la célebre Escuela de Todos los Mundos, se entregó este premio en reconocimiento a la obra de toda una vida consagrada al cine. Guevara declaró que siempre imaginó una Escuela totalmente distinta a la que existe, pues la soñaba con instalaciones más cercanas al ICAIC y cerca del centro de la capital, pero reconoció que tal y como es hoy lo logrado enriquecer las cinematografías latinoamericanas, con un aporte medular.

El agasajado tuvo también palabras de reconocimiento para dos de los fundadores de la EICTV: Julio García Espinosa, fundador y antiguo director de la Escuela, y Gabriel García Márquez, a quien el Festival rinde homenaje por su contribución al séptimo arte en estas tierras. En palabras de Alfredo, el director cubano le entregó toda su sabiduría tanto al ICAIC como a la Escuela durante los años que estuvo en la dirección de estas instituciones, y luego aseguró que García Márquez podía sentirse realizado como cineasta a través de los centenares de estudiantes egresados de una institución que el colombiano contribuyó a crear, impulsar y prestigiar.


Ocurrió en La Habana Retrospectiva homenaje a García Márquez

Siete largometrajes de ficción inspirados en relatos o guiones de Gabriel García Márquez se programaron en el ciclo de homenaje a su decisiva participación en el cine latinoamericano. Ordenada cronológicamente, la relación de filmes se inicia en 1979, con La viuda de Montiel, se adentra en los años ochenta con Tiempo de morir, Edipo Alcalde, y Cartas del parque, hasta culminar en plena contemporaneidad cinematográfica latinoamericana con La mala hora, El coronel no tiene quien le escriba y Del amor y otros demonios.
Mucho de interés artístico y legitimidad cultural destaca en algunas de estas adaptaciones literarias, y sin embargo, los especialistas, y una buena parte del público fueron ciegos a tales hallazgos, se refugiaron en el socorrido estigma de que «el libro es mejor» y se soslayaron ciertos méritos de creadores eminentes, enfrentados al reto gigantesco de re-crear narraciones avaladas por su universal resonancia.
Entre los cineastas reincidentes, cuyos encuentros con la narrativa del escritor colombiano jamás estuvieron signados por ningún extraño maleficio, se encuentran el mexicano Arturo Ripstein (Tiempo de morir, El coronel no tiene quien le escriba), el cubano Tomás Gutiérrez Alea (Cartas del parque, Contigo en la distancia), el mozambicano-brasileño Ruy Guerra (quien se ha encargado de llevar a la pantalla Eréndira, Fábula de la bella palomera, Me alquilo para soñar, y La mala hora, también llamada O Veneno da Madrugada) o el colombiano Jorge Alí Triana (Tiempo de morir, Edipo alcalde), sin contar a creadores de muy otras latitudes culturales (el italiano Francesco Rosi, el británico Mike Newell, el danés Henning Carlsen o la china Li Shao-Hong) interesados en  ilustrar audiovisualmente los temas universales presentes en la obra del Premio Nóbel colombiano. 

Todavía pueden recordarse en positivo, además de los siete títulos que incluye la retrospectiva homenaje, otros empeños memorables como El gallo de oro (Roberto Gavaldón), En este pueblo no hay ladrones (Alberto Isaac), María de mi corazón (Jaime Humberto Hermosillo), Milagro en Roma (Lisandro Duque) o Del amor y otros demonios (Hilda Hidalgo), que le dieron colorido y realce a la cinematografía latinoamericana en sus épocas respectivas. Revisitados los filmes, y justipreciados sus méritos, no sé por qué tendríamos que seguir repitiendo el estribillo de que García Márquez y el cine conforman un matrimonio mal avenido.

Renate Costa ofrece seminario de cine documental en Paraguay

Escribir con la mirada se titula el seminario de cine documental que fue dictado por la directora, productora y documentalista paraguaya Renate Costa Perdomo. “El seminario es una especie de laboratorio donde vamos a explorar ese tipo de películas con fuerte base en la realidad, revisando obras de referencia, comentando y reflexionando, analizando la mirada para construir y deconstruir el llamado documental”, comenta Renate.

”Este seminario busca abrir la mente de los participantes rompiendo los prejuicios que tengan acerca del cine de lo real y mostrando la amplia gama de posibilidades que tiene la construcción de la mirada cinematográfica cuando la materia prima es la realidad”, agrega.

Renate Costa se graduó en Dirección y Producción Audiovisual en el IPAC y ganó una beca para especializarse en Realización Documental en la EICTV (Cuba). Vivió cinco años en Barcelona, donde obtuvo el máster en Documental de Creación por la Universitat Pompeu Fabra. En el 2010 se aventuró a romper el silencio de 35 años en su primer largometraje Cuchillo de palo, documental estrenado mundialmente en la Berlinale, proyectado en Cannes, que recibió 15 premios internacionales. Ahora está de candidato al Goya. 


Dirección de Cultura edgar@eictv.org.cu
Secretaria tdiaz@eictv.org.cu
Oficina de Comunicaciones comunicaciones@eictv.org.cu

© Oficina de Comunicaciones - Escuela Internacional de Cine y TV, San Antonio de los Baños, Cuba.