Boletín EL OJO Y LA OREJA Abril 2015

Llega nuestro suplemento # 100 con aires de festejo por el cumpleaños de Fernando Birri. También compartimos detalles sobre la marcha de los exámenes de ingreso a la EICTV y el Festival de Cine de Miami que este año homenajeó a realizadores independientes cubanos.

 

 

Facebook
Twitter

EICTV POR DENTRO

 

Estudiantes puertorriqueños intercambian con la EICTV
Un regalo de Affonso Beato y la American Society of Cinematographers (ASC)
Reunión de chequeo del proyecto “Cien años de juventud”
Gran homenaje a Fernando Birri en la EICTV
Mensaje de Fernando Birri
Palabras de Jerónimo Labrada, Director General de la EICTV (Leídas por María Julia Grillo durante el homenaje a Fernando Birri)
Un recorrido diferente por “la escuela de todos los mundos”
Nuevas ficciones a punto de rodarse

EGRESADOS

 

Varios lauros para la EICTV en la 14 Muestra Joven ICAIC
La obra del siglo inauguró La Muestra Joven ICAIC
“Una voz nueva”: cine independiente cubano en Miami

PUERTAS AFUERA

 

Primer productor distinguido con el Premio Nacional de Cine 2015
Marchan a buen ritmo exámenes de ingreso a la EICTV
Premia la EICTV una historia de resistencia
Jerónimo Labrada candidato al premio de enseñanza CILECT 2015

EN NUESTRA WEB

Contar historias humanas más allá de la interactividad
La escritora, documentalista y profesora canadiense Brenda Longfellow visitó la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) recientemente para impartir un taller de Documental Interactivo a los estudiantes de tercer año de la Cátedra de Televisión y  Nuevos Medios. Con ella conversó nuestro sitio web.


Entrevista con Affonso Beatto
“Hay que respetar el trabajo del director y de los actores, como director de fotografía no puedo imponer lo que hay que hacer. Los mejores directores con los que he trabajado son los que dan libertad y escuchan”.

Estudiantes puertorriqueños intercambian con la EICTV

Desde este jueves, un grupo de 24 estudiantes de la Escuela de Comunicación  de la Universidad de Puerto Rico, reciben un taller en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), como parte de un intercambio docente entre ambas instituciones.
Los estudiantes, que estarán hasta el 4 de abril en la escuela, desarrollarán durante este corto periodo un cortometraje de 3 minutos, con la asesoría de algunos profesores del plantel y de acuerdo a las disponibilidades productivas de este centro docente.
El ejercicio, señaló Martha Orozco, Jefa de la Cátedra de Producción de la EICTV, tiene como objetivos fundamentales mostrar de forma  general la importancia del productor,  y generar herramientas básicas para enfrentar el ejercicio práctico.
Para ello, se hará un pitching de varias ideas, de las cuales solo cuatro pasarán al proceso de producción, y luego se realizará de manera colaborativa entre todos los participantes, como sucede habitualmente con los alumnos de Polivalencia de esta escuela.
Bajo el principio de “aprender haciendo”, los estudiantes de audiovisual conformarán cuatro grupos de trabajo y en tiempo récord se revisará guion, se organizará la producción, se dividirán los roles, se buscarán locaciones y personajes.
Los alumnos estudian actualmente en la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto y además de esta experiencia en la EICTV recibieron clases en la Universidad de La Habana y en la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.
Dentro de los propósitos del curso se encuentra, además, elevar la cultura cinematográfica de los estudiantes mediante el conocimiento de las teorías, técnicas, procesos, lenguajes y prácticas del Nuevo Cine Latinoamericano que constituye un contexto de la producción del cine puertorriqueño contemporáneo.

Un regalo de Affonso Beato y la American Society of Cinematographers (ASC)

Tras su reciente visita a la Escuela Internacional de Cine y Televisión para impartir el taller “Maestros de la luz”, el profesor Affonso Beato donó a la Cátedra de Fotografía un grupo de libros que estarán disponibles en la biblioteca de la escuela, así como medios para facilitar la producción audiovisual de los estudiantes, entre ellos una cámara de video y cartas de gamma y densidad.
El destacado director de fotografía también hizo entrega de importantes materiales bibliográficos donados por la American Society of Cinematographers (ASC). Es el caso de la décima edición del American Cinematographer Manual, firmado por 16 de sus miembros, y ejemplares de la revista de la ASC.
Entre los materiales donados se encuentra el libro Digital Cinematography. Fundaments, Tools, Techniques, and Workflows, con la firma de su autor David Stump, también miembro de la ASC.

Reunión de chequeo del proyecto “Cien años de juventud” en la EICTV

Con la presencia de la representante de la Cinemateca Francesa Natalie Bourgeoisse desarrolló en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) la reunión de balance del proyecto educativo El cine, cien años de juventud.
Esa iniciativa es llevada a cabo desde hace tres cursos por la Dirección de Cultura de la EICTV mediante los  talleres impartidos en una Escuela Primaria del Cayo la Rosa,  localidad cercana a esta institución.
Durante los dos primeros años, se impartieron por el egresado cubano Ríguel Salema y desde septiembre de 2014 por el documentalista Marcel Beltrán, también egresado de la institución.
“No es por azar que Cuba y la EICTV, por supuesto, sean socios nuestros en este proyecto, y desde hace bastante tiempo mantenemos buenas relaciones de cooperación, sobre todo gracias al apoyo de Costa Gavras”, señaló su coordinadora, Natalie Bourgeois.
La visitante también subrayó que en la actualidad participan casi 2000 niños y jóvenes, y alrededor de 900 llegan hasta Francia a fines de cada curso lectivo, para mostrar sus películas en la Cinemateca Francesa.
Por el momento incluye 11 países y siete regiones de Francia, llegando a un total de 40 talleres en todos estos lugares y Natalie Bourgeois estamos seguros de que ha dejado muchas huellas a todos los participantes, agregó.
La también Jefa del Servicio Educativo de la Cinemateca Francesa adelantó que en junio próximo estará online un sitio web exclusivo sobre el proyecto, y explicó que cuentan además con un blog donde los interesados pueden intercambiar experiencias.
“Nuestra idea es que  la EICTV se convierta en un foco de atención regional, que contribuya a extender el proyecto por toda Latinoamérica y si es posible, también, crear otro taller en La Habana”, comentó Bourgeois.
Por la parte cubana, la Coordinadora Académica de la escuela, María Julia Grillo, reconoció que han sido tres años muy provechosos y afirmó que se estudiará la posibilidad de extender esa experiencia a otros centros educacionales cubanos.
Asimismo, Marcel Beltrán dijo estar muy contento por ese trabajo pues nunca antes había impartido clases a niños y tuvo la sorpresa de que esta opción fuera muy bien acogida por los alumnos, sus familias y la dirección de la escuela primaria donde ha ocurrido hasta el momento.
Sobre su método pedagógico, Beltrán explicó que ha  trabajado con los niños a partir de la intuición y luego de cada encuentro –que llega a dos frecuencias semanales si es necesario- ellos se llevan como tarea ejercicios de escritura y reciben varias clases prácticas.
“Además, hube de incorporar al programa un poco de historia del cine porque noté mucho desconocimiento”, concluyó el realizador.
Durante el intercambio se trataron otras cuestiones como la necesidad de socializar las propias producciones de los estudiantes, y conservar ese patrimonio fílmico, así como la factibilidad de implementar un curso de pedagogía del cine en la EICTV.
“Le Cinéma, cent ans de jeunesse” (El cine, cien años de juventud) es un proyecto educativo nacido en Cinemateca Francesa en 1995, en ocasión del centenario de la invención del cinematógrafo y está apadrinado por su presidente, el cineasta Constantin Costa-Gavras.
La iniciativa tiene la ambición de reunir, en los países participantes, en una práctica y una reflexión comunes, a profesionales del cine, a profesores y sus alumnos y en general, a representantes de las estructuras culturales (archivos, salas de cine,  centros de recursos, asociaciones, etc.), con el objetivo de transmitir sensibilidad, valores y habilidades a través de la práctica cinematográfica.
Cada año los talleres giran entorno a un tema relacionado con una cuestión del cine y  son conducidos a la vez por un profesor y un realizador o técnico cinematográfico (editor, sonidista, director de fotografía, etc.). A lo largo del curso escolar, los estudiantes realizan, según reglas del juego dadas de antemano, pequeños ejercicios (cortos en video), sobre el tema elegido para ese periodo.
Este trabajo, así como los realizados en los otros países participantes, se sube a Internet, en un blog exclusivo para el taller, de modo que pueda ser apreciado y comentado simultáneamente por todos los niños y profesores a nivel internacional.
En el intercambio participaron además  Ana Dillon (responsable de los Talleres en Río de Janeiro), Jean-Marie Césaire (Guadalupe), Chantal Dubois y Bruno Flament del Taller de Nimes, en  Francia y  Katia Méndez Best, también de ese país.

Gran homenaje a Fernando Birri en la EICTV

A ritmo de carnaval, estudiantes y trabajadores de la escuela de todos los mundos celebraron este mes el 90 cumpleaños de Fernando Birri, Director Fundador de esta institución académica.
Los festejos, bajo el título “Homenaje a un señor muy viejo con alas enormes”,  comenzaron frente al  apartamento donde vivía el autor de Tire die,  con la lectura de unas palabras de Jerónimo Labrada, actual Director General de la escuela y la presentación del proyecto Museo Birri.
Esta iniciativa, señaló la encargada de extensión cultural Patricia Segura Alemán, surge como parte de un diseño que tiene por objetivo resumir en un espacio lo que fue la vida de Birri en la  EICTV y en el apartamento se encuentra  todo organizado como él lo dejó.
«Además de los objetos físicos que utilizó durante todos sus años de estancia, existe una rica documentación que, en un futuro, servirá como fuente para investigaciones sobre el Cine Latinoamericano», agregó.
Posteriormente a la presentación del proyecto, los participantes fueron guiados por la actuación del grupo de teatro callejero “Big Bang Callejero” hasta la Mediateca André Bazin donde se inauguró una exposición de fotos sobre la presencia de Birri en la escuela.
Acompañados por los toques de tambor de “Big Bang Callejero”, estudiantes, trabajadores e invitados  llegaron hasta la Plaza Zá, donde concluyó la primera parte del agasajo con la lectura de unas palabras del propio Birri a la comunidad eictviana a propósito de su onomástico, leídas por la fundadora de la escuela, Teresa Díaz.
Poco después, los asistentes al Homenaje a un señor… pudieron disfrutar de un concierto de jazz protagonizado por las jóvenes agrupaciones cubanas “Zule Guerra & Blues de la Habana” y “Delvis Ponce & Experimental Jazz”.
Por último, la jornada concluyó con la proyección de los cortometrajes Un cielo lánguido y oxidado, de Patricio Riquelme y De miedos, vampiros y algo más, de Los MaskingTapers. Ambas películas contaron  con las actuación de Birri.
El título de las celebraciones alude a una película que realizara el cineasta argentino en 1988, inspirado en el cuento de Gabriel García Márquez “Un señor muy viejo con unas alas enormes”.

Mensaje de Fernando Birri a la EICTV

Querido  pueblo eiceteviano,
hay nubes, nubecitas, nubarrones sobre nuestras  tres  palma, baobab y bambù,pero  acuérdense que siempre arriba de las nubes vigilan impasibles y eternas  las estrellas.
Gracias por tanto fiel recuerdo, por  tanto vivo afecto.
Por  las artes resistentes de Jero, María Julia, Tere  y el equipo de la EICTV  todo, con el patrocinio de la FNCL  y Alquimia, el departamentito Birri desde ahora llamado “Museo Birri” será el modo de seguir estando vivo y presente entre ustedes, entre nosotros.
Allí podrán reunirse para estudiar,ver y analizar creativamente, crítica y autocríticamente,  los documentos de  todos los que soñamos esta casa para ustedes y que ahora  pasa a ser como todo el resto “la casa de todos”.
Es una utopía más que se concreta.
Pero recuerden que las utopías no nacen como vulgarmente se piensa en los momentos felices de la  Historia. Por lo contrario,nacen en los momentos difíciles de la Historia,cuando la Historia entra en crisis consigo misma,con  sus valores conservadores,con sus certezas,conocimientos y sentimientos codificados.
Prueba de ello fue el descubrimiento del llamado Nuevo Mundo en la geografía de América Latina,que bautizó a este fenómeno  de Utopía.
En ese nombre y compartiendo el mío de hoy con el de todos: Feliz cumpleaños con el nacimiento del sol de cada día!
Vuelan abrazos fraternales, de Fer

Palabras de Jerónimo Labrada, Director General de la EICT (Leídas por María Julia Grillo durante el homenaje a Fernando Birri)

El trasatlántico
Recuerdo aquellos días de febrero de 1986 en que vine con mi hermamigoNerioBarberis a visitar la Secundaria Básica José Artigas donde se construiría la futura EICTV, para determinar en qué lugar podría ubicarse el Estudio de Sonido. Ni soñar que luego de 28 años estaría escribiendo estas palabras mirando a la pradera eiceteviana, desde un apartamento de esta escuela.
Los que hemos colaborado con esta superproducción de energía audiovisual; maestros de los oficios, directivos, trabajadores de toda índole y  estudiantes. Todos sentimos la gran satisfacción de haber dedicado un gran pedazo de nuestras vidas y energía a la consecución y consolidación del ideario expuesto aquella tarde por Fernando en su magistral acta fundacional, y por Fidel Castro, quien con palabras proféticas habló de lo que sería y es hoy una realidad cumplida. La escuela se ha convertido en un centro cultural de importancia estratégica en la región y el mundo, reconocida por organismos y profesionales de todo el planeta.

Ideario realizado y complementado
Formar cineteleastas de un alto valor humanista y en defensa de nuestras culturas, de la cultura. Escuela libertaria y revolucionaria.
Formar formadores. Los graduados fundan cinematografías, movimientos culturales, se convierten con el tiempo en profesores y directivos de la EICTV.
Escuela de vida. 24 hora-día de intercambio de la diversidad cultural de la región y del mundo. Lazos personales indestructibles en el tiempo. Gran red mundial de interacción creativa.
Maestros profesionales activos de los oficios y actualización constante y diaria de los programas de estudio. Atención personalizada en el quehacer. Aprender enseñando, enseñar haciendo. Escuela solo posible en Cuba.
Conformación de un equipo de mas de trescientos profesionales del mundo enamorados a muerte del proyecto de San Antonio, que cada año vienen generosamente a entregar lo mejor de su humanidad y de sus esperanzas a nuestros jóvenes aprendices.
Apoyo del Estado cubano a la escuela sobre la base de la confianza mutua Estado-Fundación-Comité de Cineastas de América Latina. Libertad de la escuela en el desarrollo de sus planes y proyectos de formación.
Desarrollo al máximo de las capacidades para la actualización  profesional de creadores activos a través de los Talleres Internacionales y de Altos Estudios, pregrados y otras formas de enseñanza.Generación de una importante capacidad de auto sustentación en base a las capacidades docentes de la escuela.
Colaboración e interacción con diferentes instituciones cubanas donde se transmiten al país conocimientos, informaciones e ideas sobre los medios en el mundo.
Creación y desarrollo de la formación específica de TV y nuevos medios, con una atención especial al área de los nuevos medios, al parecer llamados a convertir a los modelos convencionales del audiovisual en cosa del pasado.
En algún taller he dicho que ninguna gran obra se ha construido en los tiempos libres.
No ha sido fácil llegar hasta aquí con el proyecto de la EICTV.
Es como un gran trasatlántico que avanza arrolladoramente, con un rumbo sabiamente bien definido y solo admite pequeñas correcciones debido a la declinación magnética en su ruta.
Hemos tenido momentos de sol y gran satisfacción, otros difíciles, amargos – de fuerte marejada– pero finalmente la propia escuela, su gente aquí y en todo el mundo, nos reactiva la fe, la misma que tuvimos aquella tarde fundacional de diciembre del 86; la fe que, esta vez, nos llegó de la Argentina Santa Fe. Gracias Fernando por mantener el rumbo.

Un recorrido diferente por “la escuela de todos los mundos”

“La escuela de todos los mundos”, documental sobre la Escuela Internacional de Cine y TV, es el resultado final presentado por los estudiantes de tercer año de la Cátedra de Televisión y Nuevos Medios que intervinieron en el taller “Documental Interactivo”.
Impartido por elproductor y director canadiense Glen Richards y la escritora, documentalista y profesora también canadiense Brenda Longfellow, el taller tuvo como objetivo proponer a los estudiantes una estructura no lineal e interactiva para la creación de un proyecto documental. Esta modalidad privilegia la libertad del usuario para conformar su propio recorrido a través de los contenidos propuestos.
Mediante el uso de Klynt,software donado por la productora de video y multimedia HonkyTonk, los estudiantes pudieron maquetar, examinar y organizar entrevistas atrabajadores, estudiantes y profesores de la EICTV, así como otros materiales producidos en la escuela.

Nuevas ficciones a punto de rodarse

Para el presente curso, la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) producirá un total de seis cortometrajes de ficción, que serán las tesis de los estudiantes que actualmente cursan la especialidad de Dirección de Ficción en esta institución académica.
Los proyectos, se presentaron recientemente al Cuerpo Académico de la escuela, durante un pitch efectuado en la Sala Glauber Rocha, donde se dio a conocer, además, que las películas serán evaluadas por el destacado cineasta franco-griego Costa Gavras.
En Polsky,  Rubén Cuauhtemoc se acerca a la vida de Yoemil, un joven sin trabajo, que vive con su abuela Irma, su única familia, y tras la muerte de su padre, del que casi no tiene recuerdo, hereda un viejo y roto Fiat Polski.
La ilusión de arreglar el auto se convierte en obsesión para Yoemil, al punto de robarle dinero a su abuela con el fin de repararlo.Para él, significa la oportunidad de construir un imaginario de su padre, pero después de varios intentos no conseguirá echarlo a andar.
Conflictos más internos se propone Joanna Pérez Vidal enGrandma, un relato donde el amor filial vence las barreras idiomáticas y culturales a través de Juana, una abuela que recibe a su nieto estadounidense George, quien viene desde Oklahoma a pasar unas vacaciones en Cuba.
Aquí, la joven realizadora cubana tratará el tema de la incomunicación por motivos culturales y cómo una barrera idiomática puede dificultar el vínculo entre familias separadas por la emigración.
Desde otra arista, en Alfa, Javier Ferreiro partirá también del tema de la separación —pero en su dimensión más inexorable: la muerte— para contar la historia de unactor cubano de cine porno gay, quien vive recluido en su casa tras el fallecimiento de Yerry, su pareja sentimental y artística.
Asimismo, en el proyecto Tiznao se propone también una historia relacionada con temáticas de género, al focalizarse en las peripecias de Lubrini un dragqueen y showman habanero, que busca a Ulises—su pareja desaparecida por las calles de la Habana— bajo el acecho de un huracán que amenaza a la ciudad.
Durante su pesquisa, Lubrini se enfrenta ante la posibilidad de que Ulises haya abandonado la isla dejando una importante deuda a su nombre.
Por otra parte, el mundo de la infancia, con sus fantasias, sueños, preocupaciones, parece ser el denominador común de los dos proyectos restantes: Papá no sabe silbar, de Laura Plazas y Sirenas, de Maryulis Alfonso.
En el primero, la narración se construye a partir del deseo de Sergio, un niño de ocho años, que  fantasea consalir al exterior  de su casa, en un pueblo azotado por la violencia, acción que resulta peligrosa  para ély su familia.
Por último, Alfonso se situará desde la perspectiva de dos niñas, Clara y Zoe, que viven con su madre en un viejo caserón de madera y empiezan a sentir celos ante las frecuentes visitas de un fumigador.

 

Varios lauros para la EICTV en la 14 Muestra Joven ICAIC

El cortometraje La Profesora de Inglés, de Alan González ganó el máximo premio de ficción de la XIV Muestra Joven ICAIC, uno de los principales certámenes audiovisuales de Cuba.
Escrita y dirigida por el egresado de la especialidad de Guión de la EICTV, la película obtuvo además los premios a mejor guión, dirección, fotografía y banda sonora . Este último galardón lo recibió HeidyCarrazana, actual Coordinadora de la Cátedra de Sonido de esta institución.
El filme, que cosechó además el premio Pegin COSUDE por la equidad de género, presenta el drama de Sonia, una exprofesora de inglés que a sus 65 años de edad siente el impulso de matar a su esposo, enfermo terminal, para retomar su vida o quizás empezar de cero.
Asimismo, se alzó con el Premio Especial del Jurado el largometraje documental Hotel Nueva Isla de los egresados Irene Gutiérrez y Javier Labrador y conquistó Mejor Edición el documental La despedida, de Alejandro Alonso.
Otro de los galardones por especialidades que se confirió a producciones de la escuela de todos los mundos fue el de Mejor Dirección de Arte, el cual correspondió al cortometraje de ficción Un hombre nuevo, de Alejandro Arango.
Dentro de los premios colaterales Diana Montero alcanzó uno de los lauros que entrega la Fundación Brownstone, por su documental Milagrosa.
Por otra parte, la EICTV premió al documental  Elogio de la sombra,  de Helena Rodríguez López.

La obra del siglo inauguró La Muestra Joven ICAIC

La premier nacional de La Obra del Siglo, segundo largometraje de ficción del joven realizador Carlos M. Quintela, dio inicioa la decimocuarta edición de la Muestra Joven ICAIC.
Este realizador debutó en el largometraje con La piscina (2012), filme que ha obtenido más de diez premios en su recorrido por festivales nacionales y foráneos.
La presentación de La Obra del Siglo como apertura fílmica de la 14 Muestra Joven, fue una cortesía de su director, quien decidió ofrecerla a la Muestra en calidad de premier, en lugar de inscribirla en la competencia.
El filme está ambientado en la cienfueguera Ciudad Electro-Nuclear Juraguá, que formó parte del proyecto soviético-cubano encargado de construir el primer reactor nuclear del Caribe. Los personajes protagónicos, interpretados por Mario Balmaseda, Mario Guerra y Leonardo Gascón, son tres hombres solitarios que representan tres generaciones de cubanos y su vínculo con la construcción de este proyecto, detenido tras la caída de la Unión Soviética.
(Con información del sitio Muestra Joven)

“Una voz nueva”: cine independiente cubano en Miami

De acuerdo con el presupuesto original, donado por el RelatedGroup, “se decidió desde un inicio invitar solo a cuatro cineastas menores de 40 años”, explica Orlando Rojas a Cuba Contemporánea. A partir de ahí, los siguientes criterios tienen como centro cuestiones artísticas y la posición de las individualidades, como artistas, dentro del “movimiento de cine independiente cubano”, que el propio Rojas tiene muy claras:
“Cada uno de ellos representa una voz nueva, claramente definida, dentro del panorama general del cine cubano. Desde mi punto de vista, Marcel tiene una voluntad de estilo y ritmo interno que casi ha desaparecido en nuestro cine; Claudia ha logrado elevar el rango creativo del productor cubano a un nivel nunca antes existente; también es inusitada la rara y perfecta mezcla entre documental y ficción que logra Rodríguez, y Quintela explora caminos entre la realidad y la metáfora con un sello único”.
“Han logrado un exquisito balance entre compromiso social y arte”, explica. “Puede haber perspectivas políticas en sus obras, pero los invitados, ante todo, artistas, priorizan un punto de vista artístico. En dos palabras: prefieren la reflexión, la búsqueda, la ambigüedad, al panfleto manipulador”.
Para el curador, los jóvenes cineastas cuyas obras serán mostradas en Miami durante dos semanas han hecho un trabajo “sin interrupciones”, y su tenacidad está “a prueba de balas”.
Aun cuando muchos de ellos no se reconozcan como tal, Rojas no duda en apuntar que se trata de “una nueva generación, lejos de toda épica o triunfalismo, con poca o ninguna deuda con estéticas anteriores. El propio mecanismo de producción, unido al extraordinario talento y personalidad que poseen, los ha convertido de inmediato en una nueva voz y profunda, un tono nuevo para el cine cubano”.
Si tuviera que buscar antecedentes, los ve, “como grupo, más cerca de Sara Gómez y Nicolás Guillén Landrián que de cualquier otro cineasta anterior. Como si retomaran el camino que ellos, por una razón u otra, no pudieron consolidar del todo. Es, sin duda, una nueva ola en franco proceso de crecimiento”.
De haber sido posible, explica, “hubiéramos incluido más nombres: Ariagna Fajardo, Arturo Infante, Ivonne Cotorruelo, por citar solo tres, podrían también haber estado en la selección”.
Por el momento, la muestra incluye solo a aquellos cuatro, y se ha planteado en dos partes. Previo al Festival, tendrá lugar una retrospectiva de cada uno de los cineastas invitados, y luego, durante el evento, una presentación de sus recién terminadas o en proceso -en este caso se mostrarían solo fragmentos- de tres de los cineastas: Beltrán, Calviño y Rodríguez. Ambas muestras serán presentadas en el Tower, “recientemente escogido por el importantísimo diario USA Today como uno de los diez mejores cines de los Estados Unidos”, apunta Rojas.
En el caso de Quintela, su más reciente largo, La obra del siglo, se proyectará en una gala en el célebre Olympia Theater.
“La presentación del filme será el centro del tributo que cada año confiere el Festival a una destacada personalidad del mundo cinematográfico –dice el curador-, y que este año, por primera vez, no está dedicado a una persona, sino a un movimiento: el cine independiente cubano. LivUllman, John Turturro, LasseHallstrom, Fernando Trueba y Marco Ferreri, entre otros, han recibido este mismo tributo”.
Los cuatro cineastas escogidos por el Miami International Film Festival “han culminado largometrajes o están a punto de terminarlos, lo cual les brinda una enorme exposición internacional”, añade Rojas, y recuerda que “algunos, sin salirse de la producción independiente, gozan de dicho reconocimiento internacional”.
Al sur de la Florida, no obstante, la obra de los cineastas cubanos independientes ha sido fundamentalmente mostrada en museos y centros artísticos. Algunas, como Melaza o Juan de los muertos, han tenido exhibiciones comerciales en algunos cines norteamericanos.
“Pero hasta ahora es una exhibición bastante limitada. El Tower ha estrenado muchas películas cubanas, y pensamos seguir haciéndolo en el futuro. Espero que la amplia retrospectiva de nuestros cuatro invitados -sin duda, única en los Estados Unidos- tenga una gran acogida en Miami. Ojalá que el tributo del Festival y la exhibición de las obras recientes abran puertas de distribución. Por lo pronto, en el Tower, los proyectores esperan por aquellas películas cubanas que cumplan con su perfil de cine de arte y ensayo”

“Esto no lo para nadie”
Al menos desde el estreno de Juan de los Muertos, la prensa cubana y extranjera intenta definir cada año cinematográfico en Cuba como “el del cine independiente”. Y es que sus fronteras se ensanchan cada vez, y el ritmo de sus producciones parece indetenible. El homenaje del Miami International Film Festival es, apenas, una estación en 2015.
“Esto no lo para nadie”, postea Pavel Giroud en su muro de Facebook, al tanto de “lo que viene”.
Enero había dado las primeras señales. En el Festival de Cine de Rotterdam, Quintela se llevaba uno de los tres Tiger Award con La obra del siglo; Carlos Lechuga volvía a colocar el proyecto Santa y Delfín en el centro de atención de la crítica y el público, llevándose uno de los tres premios del CINEMART, y Beltrán participaba del Rotterdam Lab, uno de los más rigurosos workshopspara cineastas jóvenes del mundo.
En febrero, además de lo que ya se anuncia en el Miami International Film Festival, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) vuelve a ser escenario en los Estados Unidos para el interés por las nuevas producciones audiovisuales de la Isla. Esta vez, el centro ha sido la proyección del largo documental Hotel Nueva Isla, de Irene Gutiérrez Torres y Javier Labrador, como parte de la serie DocumentaryFortnight de su Festival Internacional de Cine de no ficción.
Para marzo, el Festival de Guadalajara, sus espacios de formación de jóvenes (Talent Campus) y su competencia oficial han seleccionado una amplia representación de cineastas independientes cubanos. Con su singular Venecia, Kiki Álvarez se inscribe en la competencia oficial iberoamericana, en la que también participan Gutiérrez y Labrador, en la categoría de Largometraje Documental. Por su parte, el encuentro de coproducción tendrá también participación de jóvenes cubanos, esta vez con proyectos producidos-dirigidos por Sebastián-Rodrigo Barriuso, Pablo Agüero-Grethel Castillo, Humberto Jiménez-Noelia Lacayo y Gustavo Vinagre, y Juliana Fanjul-Carlos Rodríguez.
El año estará también marcado por los resultados del primer fondo de fomento del cine cubano, concedido en noviembre pasado por la embajada de Noruega en la Isla. La iniciativa, primera de su tipo en el país, apoyó producciones que tendrán su culminación en los próximos meses: Caballos, de Fabián Suárez; Severo secreto, de Oneida González y Gustavo Pérez; El desaparecido de Kafka, de Marcel Beltrán, y Batería, de Damián Saínz, entre otros.
Se esperan también los estrenos de El Acompañante, de Pavel Giroud; Espejuelos Oscuros, ópera prima de Jessica Rodríguez, y el documental El Vientre de la Ballena, de Zoe García.
Mientras, el primer filme independiente de Fernando Pérez, La pared de las palabras, conoce su estreno nacional a fines de febrero. Aunque no tiene prevista una distribución internacional –en tanto producción independiente, ese diseño ha de correr por el propio Fernando y su equipo de producción, y “por el momento, no tengo muchas perspectivas de hacerlo ahora mismo”-, el director admite que “algunos festivales la han pedido” y “son los festivales alternativos y sus circuitos de arte y ensayo” los que “definen las carreras internacionales de una película independiente”. Al menos, de esta, la que Fernando ha querido hacer y estrenar en el año de sus 70.
El cineasta vivo más reconocido dentro y fuera de la Isla ha sido también invitado al homenaje del Miami International Film Festival al cine independiente cubano. Hasta hoy, no se confirma su presencia, pero el signo está: esas producciones tienen “poca o ninguna deuda con estéticas anteriores”, dice Rojas, pero la fuerza de sus vibraciones tiene un alcance y una potencialidad de contagio difíciles de calcular. (Marianela González)
(Tomado de Cuba Contemporánea)

 

Humberto Hernández Rodríguez, primer productor distinguido con el Premio Nacional de Cine 2015

El Premio Nacional de Cine 2015 le fue conferido al veterano productor Humberto Hernández, quien cuenta en su filmografía con varios clásicos del cine cubano.
Hernández ingresó en el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) en 1963 como productor asistente en dos largometrajes: En días como estos, de Jorge Fraga y La decisión dirigido por José Massip.
En su carrera, extendida por más de cuatro décadas, destaca su trabajo en filmes como La bella del Alambra, de Pineda Barnet; Las aventuras de Juan Quinquin, de Julio García Espinosa; Cecilia, dirigida por Humberto Solás; Alicia en el pueblo de Maravillas, de Daniel Díaz Torres; y Lista de espera, de Juan Carlos Tabío.
Humberto Hernández, ha ejercido la docencia como profesor de la asignatura Organización de la Producción en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) del Instituto Superior de Arte (ISA), ha sido jefe de Cátedra de Producción en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños y ha impartido cursos sobre esta especialidad en universidades de Argentina y Venezuela.
Es el primer productor distinguido con el Premio Nacional de Cine, que han recibido antes relevantes figuras de la cinematografía cubana.
(Con información de La Jiribilla)

Marchan a buen ritmo exámenes de ingreso a la EICTV

Luego del cierre de la convocatoria al próximo Curso Regular de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) el pasado 6 de febrero la mayor parte de los países convocados se encuentran en el proceso de aplicación de los exámenes a los candidatos.
En total se presentaron  531 aspirantes, de ellos fueron examinados 277 en Brasil, el país con mayor número de postulaciones. El resto corresponde a  Bolivia, Argentina, Colombia, Chile, Cuba, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, India, México, Irán, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador, Uruguay y Venezuela.
En el caso de Europa se postularon 42 jóvenes de diversas naciones, y varios de ellos ya realizaron los exámenes y se están enviando los resultados a la EICTV para la selección final.
La EICTV puso en práctica la filosofía docente de aprender haciendo, a través de cineastas en activo que transmiten conocimientos avalados por el ejercicio y la experiencia. Por sus aulas han pasado miles de profesionales y estudiantes de más de 50 países, que la han convertido en un espacio para la diversidad cultural, de alcance multinacional.
Ubicada a una hora desde el centro de La Habana y a 25 minutos del Aeropuerto Internacional José Martí, esta institución docente, considerada como una de las más importantes de su tipo en el mundo, ofrece las especialidades de Producción, Dirección, Fotografía, Sonido, Edición, Guion, Documental y Televisión, así como una Maestría en Escritura Creativa de Guion Audiovisual y varias modalidades de talleres.

Premia la EICTV una historia de resistencia

Mujeres de la mina, documental dirigido por las realizadoras Loreley Unamuno y Malena Bystrowics conquistó el premio de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños entregado en la 14 edición del Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in Memoriam.
La cita recibió un total de 214 obras, cifra superior respecto a las de ediciones anteriores. Tres tribunales oficiales y varios colaterales evaluaron los títulos en competencia. El jurado de la EICTV estuvo presidido por María Julia Grillo, Coordinadora Académica de la institución.
Mujeres de la mina, obra que se acerca una historia de resistencia y lucha protagonizada por tres trabajadoras de los yacimientos del Cerro Rico de Potosí, mereció también los mayores lauros en las categorías de dirección y fotografía, además del Gran Premio Santiago Álvarez que se entrega en cada edición del evento.
Según Unamuno, fue Francisca, una de las protagonistas, quien las invitó a realizar un documental sobre las mineras. «Luego empezamos la investigación y descubrimos el día a día de estas mujeres. Así nació la motivación por visibilizar su realidad».
Cuenta esta joven directora argentina que durante el rodaje tuvieron que sobreponerse a la discriminación por ser mujeres y extranjeras, además de  la condicionante de llevar cámaras. «Fue imprescindible que ellas entendieran la potencialidad de hacer un documental sobre su realidad. No fuimos a robarnos sus imágenes para hacernos famosas sino a compartir su lucha».
Durante la gala de premiaciones realizada en el Salón Niágara del Teatro Heredia destacaron otros filmes como Viaje al país que ya no existe, de Isabel Santos; Musawat, de Darwin Diko Cañas; Cada cosa tienes su historia, de Carolina Kerlow; Martin Dihigo, el inmortal, de Yodeni Masó y La isla y los signos, de Raydel Araoz. Ciudad héroe, del chileno Roberto Aschieri se alzó con el reconocimiento especial por los 500 años de la fundación de Santiago de Cuba.
Además de los documentales en concurso, el público pudo disfrutar de varias muestras informativas y un seminario teórico relacionado con las nuevas tendencias del documental encabezado por el investigador cubano Luciano Castillo, el escritor Reynaldo González, el realizador chileno Roberto Aschieri, el productor colombiano Gustavo Fernández, el fotógrafo argentino Carlos Bosch y la periodista Gabriela Bustos.

Jerónimo Labrada candidato al premio de enseñanza CILECT 2015

El Centro Internacional para las Relaciones entre las Escuelas de Cine y Televisión (CILECT por sus siglas en francés) comunicó de manera oficial la aceptación de la candidatura de Jerónimo Labraba, director de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, al Premio de Enseñanza CILECT 2015.
Este lauro reconoce el liderazgo y estatura académica de la persona seleccionada y de la escuela donde trabaja, por lo que la sola aceptación de la candidatura es un reconocimiento a sus méritos. La deliberación final y el anuncio de los premiados tendrán lugar en el mes de julio.
El CILECT fue fundado en 1955 en Cannes con el objetivo de agrupar las escuelas de excelencia de todo el mundo concebidas para la enseñanza del cine y la televisión. La organización se dedica a la creación, desarrollo y mantenimiento de cooperaciones regionales e internacionales entre sus miembros, así como ayudar al desarrollo de la industria en los países en vías de desarrollo.
Esta entidad actúa como una federación internacional que consolida la labor académica de las instituciones miembros. Trabaja mediante asociaciones regionales (CIBA es la correspondiente a Iberoamérica) y cada dos años organiza un congreso mundial en una de sus escuelas. En 2013 la EICTV organizó la segunda reunión anual de la Comisión Directiva del CILECT, que reunió a los Presidentes de las asociaciones regionales.
La “Escuela de todos los mundos” fue propuesta como miembro adherente en 1988 y en 1990 pasó a ser miembro pleno.

 
Dirección de Cultura pedronoa@eictv.org.cu
Secretaria tdiaz@eictv.org.cu
Ediciones EICTV breijo@eictv.org.cu
© Oficina de Comunicaciones - Escuela Internacional de Cine y TV, San Antonio de los Baños, Cuba.
EL OJO Y LA OREJA